Volkswagen ID 3 – Toma de Contacto

El primer modelo de la submarca de automóviles eléctricos ID de Volkswagen, el ID 3 pretende emular las hazañas del Beetle o de su “hermano natural” el Golf, con un objetivo fijado en millones de unidades vendidas al año en todo el mundo. Este es el objetivo según el nuevo director ejecutivo de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter.

 

imagen Volkswagen ID 3 Frontal

 

Pero para conseguir este ambicioso reto, tendrá que convencer a los potenciales compradores de que cambien la mentalidad al comparar las prestaciones del eléctrico ID 3 y el precio, con los rivales equivalentes y tradicionales motores de combustión, por ejemplo el nuevo Golf. El grupo Volkswagen confía en que los coches eléctricos están listos para satisfacer al cliente medio y alcanzar el éxito. Por eso el grupo ha hecho una fuerte apuesta en investigación y desarrollo de la nueva plataforma MED, valida para multitud de modelos y cuya inversión ronda los 9 mil millones de euros. Sin embargo, esa gran inversión no está reflejada en el precio del ID 3.

 

¿Cómo se comporta el ID 3 en la carretera?

Una vez situados en el puesto de conducción, solo debemos presionar el botón de arranque ubicado en la columna de dirección. Percibiremos el suave zumbido de dispositivos electrónicos poniéndose en marcha, luego accionaremos la “palanca de cambios”. Este selector de marcha está ubicado tras el volante, junto al pequeño tablero de información. Es una ruleta que gira hacia alante para seleccionar el tipo de frenada al levantar el pié del acelerador y si la giramos hacia atrás para movernos marcha atrás.

 

Una vez seleccionada la directa, con un ligero toque al pedal, notaremos un generoso empuje habitual en los motores eléctricos. En ningún momento se percibe en este ID 3, el peso del conjunto, en torno a los 1720 kg. Ofrece una aceleración bastante vigorosa, similar al del Golf GTI, mientras que la velocidad máxima está limitada a 100 160 Km/h. El par instantáneo desatado por el motor eléctrico da forma al rendimiento, y con una caja de cambios de relación fija, la aceleración es lineal desde cero hasta alcanzar las velocidades máximas en autopista. En el último tramo donde la mayor resistencia a la rodadura y resistencia inducida por el viento comienza a influir. Por lo demás, la aceleración es impresionante.

 

Maniobrabilidad del Volkswagen ID 3

El ID 3 es tremendamente maniobrable, más que el último Golf, con una tentadora avidez por sus acciones que le permite entrar y salir de espacios reducidos y luego detenerse y girar fácilmente hacia los espacios de estacionamiento con una agilidad admirable. El ángulo de giro es de 10,2 m.

 

A velocidades más altas, toma las curvas de una manera muy predecible y noble. El montaje del motor eléctrico en la parte trasera le proporciona equilibrio. Con su batería alojada completamente dentro de la estructura del suelo plano, el nuevo Volkswagen ID 3 tiene un centro de gravedad mucho más bajo que los coches equivalentes con motor de combustión.

Rendimiento del Volkswagen ID 3

 

Este Volkswagen ID 3 es 23 mm más corto, 20 mm más ancho y 96 mm más alto que el último Golf a combustión, sin embargo la distancia entre ejes a aumentado en 129 mm, ganando en mayor espacio interior. El diámetro de los neumáticos también ha aumentado, pudiendo elegir entre las 18 pulgadas en la versión inicial o las 20 pulgadas de la más avanzada.

 

imagen Volkswagen ID 3 Trasera

Otro punto destacable es el trabajo en aerodinámica, a pesar de su relativa altura, las propiedades aerodinámicas son bastante eficientes. Este nivel aerodinámico se ha conseguido gracias al empleo de ruedas aerodinámicas, una parrilla delantera cerrada, el empleo de un deflector de aire en el capó capaz de orientar el viento de manera más eficiente sobre el parabrisas. En la parte inferior de la carrocería, un revestimiento cierra las obstáculos para el aire. En el portón trasero, un spoiler integrado colocado dentro de la ventana trasera. Gracias a estos elementos, se logra una cifra de solo 0,267 de Cd.

 

Información Técnica del ID 3

 

El ID 3 utiliza la versión más pequeña de la plataforma MEB y todas las versiones de lanzamiento tienen un motor eléctrico montado sobre el eje trasero, un diseño que recuerda al Volkswagen Beetle original. Queda abierta para al futuro la incorporación de un motor eléctrico en el eje delantero. Los compradores de este coche eléctrico 100% tendrán la opción de una potencia de 150 Kw o 200 Kw. Respecto a las baterías los clientes podrán elegir entre tres paquetes de baterías: 48kWh que ofrece una autonomía de 330 Km, 58kWh para unos 420 Km y 77kWh capaces de ofrecer una autonomía de 550 kilómetros.

 

Los diseñadores del vehículo ha aprovechado al máximo la ventaja del eje delantero libre de un motor térmico, ganando al interior unos centímetros suficientes para dar un aspecto espacioso digno de un automóvil más grande. Una vez sentados en el interior, es bastante cómodo y agradablemente espacioso en todas partes. El suelo está algo más alto de lo habitual. La capacidad del maletero está ligeramente perjudicada al perder profundidad. Justo debajo está situado el motor eléctrico. Aún así ofrece una capacidad de 385 litros, unos 35 litros más que la que ofrece el último Golf.

 

Aspecto Interior del ID 3

imagen Interior Volkswagen ID 3

Respecto al salpicadero, ofrece un diseño simple y ordenado, con un claro énfasis en la funcionalidad y facilidad de uso. La información relacionada con la conducción está alojada dentro de una pequeña pantalla independiente frente al conductor, en la ubicación habitual pero en un espacio reducido. Mientras el resto de funciones están agrupadas dentro de una pantalla táctil estándar de 10.0 pulgadas sobre el panel central. La mayoría de los controles, incluidos los del volante multifunción ajustable manualmente, se accionan mediante botones táctiles. Al igual que en el último Golf, los denominados controles deslizantes se utilizan para controlar el volumen del reproductor de audio y la temperatura interior.

 

Aunque la calidad de construcción está a la altura del alto nivel que esperamos del grupo Volkswagen, los materiales no son un ejemplo de calidad. Hay una combinación de elementos plásticos de calidad en el salpicadero, pero también hay mucho plástico duro de aspecto negativo repartido en todo el interior. Es un claro indicio en la prioridad por reducir costes y conseguir compensar el elevado precio de la batería.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Este contenido está protegido!